El presente Reglamento de Régimen Interior complementa los Estatutos de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba, aprobados por Orden de 15 de enero de 1992 de la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía (B.O.J.A. del 6 de febrero), de acuerdo con el artículo 16 de los mismos.

Ha sido aprobado por el Pleno de la Academia el día 28 de marzo de 1996. Consta de los siguientes capítulos y artículos:

CAPÍTULO I NOMBRE, NATURALEZA, FINES Y DOMICILIO

Artículo 1º.- La Real Academia de Córdoba, de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes es una Corporación de Derecho Público de naturaleza esencialmente cultural.

Artículo 2º.- 1 .Su finalidad principal es fomentar los trabajos de investigación en todas las ramas que su título comprende y estimular la difusión pública de toda clase de conocimientos y actividades científicas, históricas, literarias y artísticas. 2. Para ello procurará estar en relación con todas las Academias, Universidades y otros centros de cultura andaluces, españoles y extranjeros afines, así como con el Instituto de Academias de Andalucía, con el Instituto de España y con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Artículo 3º.- El domicilio social de la Academia se encuentra en un edificio propiedad del Excmo. Ayuntamiento de Córdoba, sito en esta ciudad, calle Ambrosio de Morales (antigua del Cabildo Viejo), número 9, cedido por su propietario mediante el correspondiente convenio, firmado el día seis de febrero de mil novecientos noventa y seis.

CAPÍTULO II CUERPO ACADÉMICO

Artículo 4º.- La Academia consta de treinta y cinco Académicos Numerarios; de un número indeterminado de Académicos Supernumerarios; y de un número igualmente indeterminado de Académicos Correspondientes, de los cuales treinta y cinco con residencia fija en esta capital y el resto en territorio provincial o nacional o en el extranjero.

Artículo 5º.- Para el mejor desarrollo de sus trabajos, los Académicos estarán distribuidos en cinco secciones, cada una de las cuales constará de siete Numerarios y siete Correspondientes. Estas secciones serán:

1ª, de Ciencias Morales y Políticas. 2ª, de Ciencias Históricas. 3ª, de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales. 4ª, de Bellas Letras. 5ª, de Nobles Artes.

 

Académicos Numerarios
 

Artículo 6º.- El Pleno de la Academia lo forman los treinta y cinco Académicos de Número o Numerarios, que deberán tener nacionalidad española y serán elegidos, mediante votación secreta y mayoritaria de los ya Numerarios, de entre los Correspondientes en la ciudad de Córdoba. Su nombramiento será vitalicio una vez alcanzada la categoría reglamentaria.

Artículo 7º.- Las vacantes de Académicos Numerarios serán declaradas por la Corporación, indicando la sección a que correspondan y abriendo un plazo de quince días para que los Académicos Numerarios puedan formular propuestas en impresos normalizados. Cada una de estas propuestas deberá llevar la firma de tres miembros de esta clase y sólo tres, quienes responderán ante la Academia de que el candidato propuesto aceptará el cargo si resultase elegido. Cuando la declaración de vacante obedezca a causa de fallecimiento" se aplazará toda determinación por dos semanas como mínimo en homenaje a la memoria del Académico fallecido.

Artículo 8º.- Cada Académico Numerario sólo podrá formular una propuesta con su firma, que será unipersonal y acompañada de "curriculum vitae" del candidato. Durante una semana quedará la propuesta sobre la mesa, pudiendo presentarse en ese tiempo reparos a la admisión del propuesto. Pasado este plazo se remitirán los expedientes a la Junta Rectora, que los examinará y pasará su informe al Pleno de la Academia.

Artículo 9º.- 1 .Previa citación con expresión de causa, convocados todos los Académicos Numerarios y después de la lectura de los artículos de los Estatutos y de este Reglamento atinentes al caso, si fuese necesario, se procederá, por medio de votación secreta, por bolas y en sesión privada, a la elección de nuevo Numerario. Los Académicos firmantes de las propuestas no votarán, computándose sus votos a favor del candidato que hubiesen presentado. 2. Para resultar elegido Académico de Número habrá de obtenerse, como mínimo, la mitad más uno de los votos emitidos. Si ningún candidato alcanzara dicha cifra, se repetirá la votación entre los tres que hubiesen obtenido más votos, quedando en libertad de emitir o no sufragio los proponentes de los excluidos. Si ningún candidato alcanzara en esta segunda vuelta la mitad más uno de los votos emitidos, se dará por terminada la elección y declarada de nuevo la vacante. 3. El Secretario comunicará al nuevo Académico Numerario su elección, mediante oficio.

Artículo 10º.- 1. El Académico electo Numerario dispondrá de un plazo de seis meses para la presentación de su discurso de ingreso, plazo prorrogable por otros seis meses a petición del interesado y por causas excepcionales. Transcurrido el segundo plazo sin leer el discurso, se considerará que renuncia automáticamente a la plaza de Numerario. En este caso, se declarará de nuevo la vacante, para la que no podrá ser propuesto el interesado, aunque sí para las siguientes. 2. El discurso de ingreso de un Numerario no deberá exceder de veinte folios mecanografiados por una sola cara ya doble espacio. Versará sobre materia propia de la especialidad representada por la Sección a la que pertenezca la vacante y deberá contener una parte destinada a la "Iaudatio" del predecesor en la plaza. 3. Cuando se reciba en la Secretaría el texto del discurso de ingreso de un electo Numerario se le pasará al Censor para que estampe su visado, lo que equivaldrá a decir que no contiene conceptos ajenos ni incompatibles con la Academia. 4. La Junta Rectora designará un Académico de Número que, en nombre de la Corporación, conteste al recipiendario en el acto de la recepción, contestación que deberá tener redactada en el plazo máximo de tres meses. Si transcurriera dicho plazo sin redactarla, se le encargará, de igual forma, a otro Numerario. 5. El texto de la contestación, que deberá guardar relación temática con el discurso, no excederá de ocho folios mecanografiados por una sola cara y a doble espacio y deberá contener una parte destinada a la "laudatio" del nuevo Numerario. 6. El nuevo Numerario se posesionará de un sillón numerado, en sesión pública y solemne, con el siguiente ceremonial:

a) Abierta la sesión, el Secretario dará lectura al particular del acta en que conste la elección del nuevo Numerario.

b) El Director invitará a los Académicos Numerarios más modernos a que, actuando de introductores, acompañen al electo para su entrada en el salón.

c) El electo entrará con los introductores, situándose los tres, de pie, frente a la presidencia.

d) Acto seguido se levantará el Director y con él todos los Académicos.

e) El Director preguntará entonces al recipiendario: -" ¿Se ratifica Su Señoría Ilustrísima en la aceptación de la propuesta de ingresar en esta Real Academia de Córdoba, de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, del nombramiento de Académico de Número y de formar parte del Pleno de la Corporación?". -Respuesta: "Me ratifico". -" ¿Jura o promete Su Señoría Ilustrísima guardar sus Estatutos y sus Reglamentos y trabajar por ella, defendiéndola y aportando su cooperación?". -Respuesta: "Lo juro" o "Lo prometo". -"En nombre de la Real Academia de Córdoba, de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, confirmamos pública y solemnemente vuestro nombramiento de Académico Numerario y Miembro del Pleno de la misma. Podéis utilizar sus atributos y ocupar su tribuna pública. Procurad enaltecer esta Corporación que hoy os acoge en su seno y contribuid con vuestra meritoria labor al esplendor y honra de las Ciencias, las Letras y las Artes, cuyo estudio y fomento nos ha sido confiado".

f) A continuación, el recipiendario, acompañado por los introductores, pasará al estrado y el Director le impondrá la Medalla de Numerario y le dará el abrazo de bienvenida.

g) Acto seguido, los introductores se retirarán a sus respectivos asientos y el nuevo Académico Numerario procederá a leer el discurso de ingreso, que durará unos cuarenta minutos.

h) El Académico de Número designado leerá la contestación, en nombre de la Academia, con una duración máxima de quince minutos.

7. Si se hubiesen imprimido previamente, se repartirán entre las autoridades y representaciones presentes y entre los Académicos ejemplares de ambos discursos. 8. Desde su recepción se contará la antigüedad del nuevo Numerario. 9. No se podrá hacer más de una recepción en cada acto y día.

Académicos Supernumerarios

Artículo 11º.- Los Académicos Numerarios que trasladen su residencia habitual fuera de la ciudad de Córdoba o lleven dos años como mínimo sin asistir a las sesiones pasarán a ser Académicos Supernumerarios. Las plazas de los Numerarios que pasen a Supernumerarios serán declaradas vacantes. Los Académicos Supernumerarios mantendrán el tratamiento de "Ilustrísimo Señor" y perderán el derecho de voto.

Académicos Correspondientes

Artículo 12º.- Los Académicos Correspondientes serán elegidos por la Corporación de entre aquellas personas caracterizadas que sean consideradas acreedoras a esta distinción.

Artículo 13º. - 1 .Para ser propuesto para Académico Correspondiente es necesario ser persona física competente en temas científicos, técnicos, literarios o artísticos y reunir alguna de las siguientes condiciones:

a) Estar en posesión del título universitario de doctor o de licenciado o de otro análogo. b) Ser Numerario de alguna Academia que tenga la condición de Corporación de Derecho Público. c) Haber publicado importantes obras de creación, crítica o investigación de carácter científico, técnico, literario o artístico, con preferencia relacionadas con Córdoba o con Andalucía. d) Haber obtenido primeros premios en concursos o exposiciones nacionales o internacionales de Bellas Artes o de Música. e) Haber prestado a esta Corporación algún servicio extraordinario de índole científica, técnica, literaria o artística.

2. La propuesta de Académico Correspondiente deberá ser hecha en impreso normalizado por tres Académicos Numerarios -y sólo tres- y sometido a examen e informe de la Junta Rectora. 3. La Junta Rectora la presentará después a la consideración del Pleno, formado por los Numerarios, exigiéndose mayoría absoluta de éstos en primera convocatoria y sin que sea necesaria dicha mayoría en segunda convocatoria. 4. La votación será secreta y mediante bolas, no pudiendo votar los firmantes de la propuesta, cuyos votos se computarán en el escrutinio en favor del candidato que presenten. 5. Para ser nombrado Académico Correspondiente se habrá de obtener mayoría de votos. 6. El Secretario comunicará la elección al nuevo Académico Correspondiente, quien por sí o por delegación en otro Académico de los de su clase deberá dar lectura a un trabajo de presentación en la sesión que le señale la Junta Rectora, en el plazo improrrogable de seis meses. 7. Los nombrados Correspondientes que tengan su residencia fuera de la provincia de Córdoba no estarán obligados a leer el trabajo de presentación, pero sí a enviar un escrito aceptando el nombramiento. 8. La lectura de los trabajos de presentación de los Correspondientes extranjeros, cuando se encuentren presentes, se hará de la forma que en cada caso establezca la Junta Rectora, dentro de las posibilidades y circunstancias. 9. La antigüedad de los Correspondientes será la fecha de la lectura del trabajo de presentación. Si no estuvieran obligados a dicho trabajo, la antigüedad será la de la fecha de elección.

Académicos de Honor

Artículo 14º.- La Academia podrá elegir, en las circunstancias excepcionales que el caso presupone, Académicos de Honor entre personalidades ajenas a la misma.

Artículo 15º. -Las propuestas, en impresos normalizados, deberán ir firmados por tres Académicos Numerarios y sólo tres, quienes responderán ante la Academia de que el candidato propuesto aceptará el cargo si resultase elegido.

Artículo 16º. -Durante una semana quedará la propuesta sobre la mesa, pudiendo presentarse en ese tiempo reparos a la admisión del propuesto. Pasado este plazo se remitirán los expedientes a la Junta Rectora, que los examinará y pasará su informe al Pleno de la Academia.

Artículo 17º.- La elección se hará de igual manera que para los Numerarios, requiriéndose como mínimo, para el nombramiento, los dos tercios de los votos de los Académicos Numerarios presentes en la sesión.

Artículo 18º.- Los actos de recepción de los Académicos de Honor los organizará la Junta Rectora de la forma que estime más conveniente, dentro de las posibilidades y circunstancias.

Derechos de los señores Académicos

Artículo 19º.- Los señores Académicos tendrán los siguientes derechos:

a) Podrán usar los títulos que les otorgue la Academia, que irán firmados por el Secretario, el Censor y el Director y en los que se especificará la clase o categoría de cada Académico. Pero no podrán estamparlos en impresos de propaganda comercial ni política.

b) Podrán usar en los actos solemnes el uniforme académico reglamentario que, en consonancia con los de otras Academias, podrá ser establecido por el Pleno.

c) Podrán usar, bien sobre el uniforme, bien sobre traje de etiqueta u oscuro, la tradicional medalla de plata dorada, modelo oficial, con el emblema de la Corporación , siendo el cordón de los Numerarios, de los Supernumerarios y de los de Honor de color verde y oro, y el de los Correspondientes de color rojo y oro.

d) Los Académicos Numerarios tendrán tratamiento de "Ilustrísimo Señor".

e) Los Académicos Numerarios tendrán voz y voto en las sesiones académicas y en las reuniones que se convoquen.

f) Los Académicos electos Numerarios pertenecientes o adscritos a la Sección de Nobles Artes que deseen eludir el discurso de ingreso, deberán solicitarlo así, concediéndoselo el Pleno. En estos casos deberán entregar a la Academia una obra de arte de su producción y el acto de ingreso se verificará con la misma solemnidad y ceremonial que establece el artículo 10º de este Reglamento.

g) Los Académicos de Honor serán convocados a los actos y sesiones públicas de la Academia.

h) Los Académicos Correspondientes tendrán derecho de opinión en las sesiones y reuniones a las que se les convoque.

Obligaciones de los señores Académicos

Artículo 20º.- 1. Los señores Académicos tendrán las siguientes obligaciones:

a) Asistir a todas las sesiones, reuniones, conferencias públicas y actos de toda índole a los que sean convocados por la Corporación en la forma habitual.

b) Contribuir con sus trabajos y publicaciones a las actividades ya la marcha floreciente de la Academia.

c) Desempeñar los cargos rectores en su caso, formar parte de las comisiones, integrar las representaciones y redactar los informes que determine el Pleno de la Academia.

d) Especificar en todo momento la clase de Académicos a la que pertenezcan.

e) No realizar manifestaciones públicas ni otras actividades que menoscaben la dignidad ni el buen nombre de la Corporación ni de sus miembros.

f) Donar a la Academia un ejemplar de cada una de las obras bibliográficas que publiquen.

2. No obstante, los Académicos Correspondientes con domicilio fuera de la provincia de Córdoba estarán exentos de las obligaciones marcadas en el apartado a). Y los Académicos de Honor, de las marcadas en los apartados a), b) y c) del punto anterior de este artículo.

Baja y cambio de situación de los señores Académicos

Artículo 21º.- La condición de Académico será vitalicia, salvo que el Pleno, por mayoría absoluta de sus miembros en votación secreta y después de oír al interesado -si es que acude al llamamiento-, acuerde la baja definitiva en la misma por alguna de las siguientes causas:

a) Incumplimiento de las obligaciones marcadas en el artículo 20º, cuando en el ánimo de cinco Numerarios como mínimo exista la convicción de que es voluntario y prueba del escaso aprecio que de su título y de sus obligaciones hace el Académico. b) Inasistencia durante dos cursos consecutivos a todas las sesiones, siempre que no sea por justificadas razones de imposibilidad física o psíquica, de los Académicos que tengan la obligación de asistir. c) Razones de alta índole moral o ética, a propuesta de cinco Numerarios como mínimo. d) Solicitud escrita y razonada del interesado, con carácter irrevocable.

Artículo 22º.- 1. El Pleno declarará automáticamente en situación de excedencia a los Académicos Correspondientes con domicilio en Córdoba que lleven cinco años como mínimo sin asistir a las sesiones. 2. Las vacantes que dejaren se ocuparán de nuevo en la forma establecida en los artículos 12º y 13º de este Reglamento. 3. Los Académicos Correspondientes en situación de excedencia decaerán en todos sus derechos, salvo los que se especifican en el artículo 19º a).

Artículo 23º. -Cuando un Académico Correspondiente con residencia en Córdoba traslade su domicilio habitual fuera de la provincia, pasará automáticamente a ser Correspondiente en el lugar de su nuevo domicilio, conservando su antigüedad. La plaza que dejare vacante se ocupará de nuevo en la forma que establecen los artículos 12º y 13º de este Reglamento.

Artículo 24º.- Los Académicos Correspondientes con residencia fuera de la provincia de Córdoba, cesarán automáticamente en su condición de tales si llevaran diez años consecutivos como mínimo sin mantener contacto alguno con la Academia.

CAPÍTULO III RÉGIMEN ACADÉMICO

Artículo 25º.- A la Academia compete la resolución de todos sus asuntos constitutivos, de organización administrativa o representativa, morales y económicos. En todos ellos la decisión será tomada en sesión académica por votación entre los Numerarios. Los Correspondientes tendrán derecho de opinión.

Artículo 26º.- La Academia estará regida por los siguientes órganos colegiados:

a) El Pleno, formado por la totalidad de los Académicos Numerarios, será el órgano supremo de la Corporación.

b) La Junta Rectora, integrada por cinco Académicos Numerarios, será el órgano ejecutivo y de administración de la Corporación, actuará de comisión permanente del Pleno y se reunirá una vez al mes como mínimo.

 

Junta Rectora
 

Artículo 27º. - 1. La Academia elegirá, previa presentación de candidaturas cerradas y de entre sus miembros Numerarios, una Junta Rectora que estará formada por un Director, un Censor, un Secretario, un Depositario y un Bibliotecario, cuyos cargos serán renovables cada cuatro años. 2. Para la renovación de la Junta Rectora, el Pleno establecerá un plazo mínimo de diez días naturales para presentar en Secretaría las candidaturas, que deberán ir en impresos normalizados y formadas cada una de ellas por los cinco integrantes de la misma. 3. Visadas éstas por la Junta Rectora, las pasará al Pleno con sus respectivos informes. 4. El Pleno aceptará las que estén conformes con los Estatutos y con este Reglamento, que serán proclamadas. Las demás deberán ser rechazadas. 5. Las elecciones se celebrarán dentro de una sesión ordinaria o extraordinaria en la fecha que fije el Pleno. La votación será secreta y mediante papeletas, requiriéndose en primera convocatoria la presencia de la mayoría absoluta de los Numerarios. Si no la hubiere, se celebrará media hora después, no exigiéndose número mínimo de votantes. 6. La Junta Rectora que resultare elegida se posesionará de sus cargos en la misma sesión, previo cese de la Junta Rectora anterior, procediéndose inmediatamente a la transmisión de poderes de una a otra.

Artículo 28º.- Si alguno de los cargos de Director, Censor, Secretario, Depositario o Bibliotecario quedara vacante antes de la terminación del período de mandato, la Junta Rectora propondrá a un Académico Numerario para ocuparlo por el tiempo que reste, quien deberá obtener el voto mayoritario de los Numerarios presentes; mientras tanto ocupará interinamente el cargo el Académico que designe la Junta Rectora.

Artículo 29º.- La Junta Rectora podrá designar los siguientes cargos auxiliares de entre los Académicos: un Director de Publicaciones e Intercambio Científico, un Vicesecretario, un Vicedepositario y un Vicebibliotecario, que deberán obtener la ratificación mayoritaria de los Numerarios.

Artículo 30º.- Todos los cargos serán incompatibles entre sí, salvo en el caso de que alguno de ellos sea desempeñado interinamente.

Del Director

Artículo 31º- Las principales atribuciones del Director serán las siguientes:

a) Dirigir la Academia y presidir el Pleno y la Junta Rectora, así como las comisiones de las que forme parte. b) Representar a la Corporación personalmente en los casos y asuntos que lo exijan. c) Orientar las funciones de la Academia para su normal desarrollo. d) Cumplir y hacer cumplir los Estatutos, los Reglamentos y los acuerdos del Pleno y de la Junta Rectora. e) Disponer la celebración de sesiones, juntas, reuniones, comisiones, etc., presidiéndolas y teniendo en ellas voto de calidad. f) Autorizar con su firma los títulos académicos, diplomas, premios y certificados que expida la Academia. g) Visar las actas que redacte y certifique el Secretario. h) Ordenar los pagos de acuerdo con el Secretario y el Depositario y firmar cuantos documentos afecten a los fondos, propiedades y pertenencias de la Academia. i) Cuidar de cuanto afecte a las relaciones de la Academia con sus miembros y con las instituciones académicas, docentes, culturales y de investigación tanto españolas como extranjeras. j) Resolver con plena autoridad cualquier asunto, en casos de urgencia durante el curso y en todo momento durante el período de vacaciones, dando luego conocimiento a la Junta Rectora, y disponer, de acuerdo con ésta, en los casos imprevistos.

Del Censor

Artículo 32º.- Las principales atribuciones del Censor serán las siguientes:

a) Velar por el puntual cumplimiento de los Estatutos, los Reglamentos y los acuerdos del P!eno y de la Junta Rectora. b) Interpretar, en caso de duda, el contenido de los Estatutos, los Reglamentos y los acuerdos que se adopten. c) Censurar los discursos de ingreso de los Académicos Numerarios, el de inauguración de cada curso y los trabajos de presentación de los Académicos Correspondientes. d) Intervenir las cuentas del Depositario. e) Informar sobre los asuntos que se sometan a su examen. f) Sustituir al Director en sus ausencias, con todas las atribuciones de éste.

Del Secretario

Artículo 33º.- Las principales atribuciones del Secretario serán las siguientes:

a) Recibir y contestar la correspondencia de la Academia. b) Dar cuenta de la misma al Pleno ya la Junta Rectora. c) Autorizar las citaciones. d) Redactar y certificar las actas de las sesiones y de cualesquiera otros actos académicos. e) Extender y firmar los informes, ejecuciones de acuerdos y demás documentos que se expidan. f) custodiar los archivos, libros, expedientes y demás documentos de la Secretaría, así como los sellos, diplomas y nóminas de Académicos. g) Ejercer la jefatura sobre todo el personal que preste sus servicios en la Academia.

Del Depositario

Artículo 34º.- Las principales atribuciones del Depositario serán las siguientes:

a) Preparar los expedientes de solicitud y justificación de subvenciones. b) llevar la correspondiente cuenta de carga y data. c) Abonar y controlar los gastos debidamente autorizados. d) Someter anualmente en la aprobación del Pleno el estado económico de la Academia, en cuenta documentada previamente visada por el Censor.

 

Del Bibliotecario

Artículo 35º.- Las principales atribuciones del Bibliotecario serán las siguientes:

a) Dirigir la Biblioteca y el Archivo General de la Academia y autorizar la utilización de sus fondos. b) Catalogar y conservar en buen estado los fondos bibliográficoS, hemerográficos, cartográficos, musicográficos, filmográficoS y en cualquier soporte de la misma. c) Procurar la encuadernación de los libros, manuscritos, periódicOs y revistas que lo necesiten. d) Informar sobre la posible adquisición de nuevos fondos. e) Prestar a los Académicos, bajo recibo, los libros que necesiten y velar por la devolución de los mismos.

De los cargos auxiliares

Artículo 36º.- El Director de publicaciones e Intercambio Científico, si lo hubiere, será un Académico Numerario, dirigirá el Boletín de la Academia, tendrá a su cargo la preparación y revisión de las demás publicaciones de la misma y coordinará el intercambio científico y bibliográfico de la Corporación con otras instituciones.

Artículo 37º.- El Vicesecretario, el Vicedepositario y el Vicebibliotecario, si los hubiere, sustituirán al Secretario, al Depositario y al Bibliotecario respectivamente en sus ausencias y les ayudarán en sus funciones.

Institutos académicos

Artículo 38º.- 1. La Academia podrá crear en su seno Institutos que contribuyan mejor a la finalidad o especialización de sus trabajos. Su creación corresponderá al Pleno, a propuesta de la Junta Rectora. 2. Cada Instituto tendrá un Director y un Secretario, que habrán de ser Académicos y nombrados por el Pleno a propuesta de la Junta Rectora. El cargo de Director deberá recaer en un Numerario. 3. El Director y el Secretario de cada Instituto redactarán conjuntamente un breve Reglamento de funcionamiento del mismo, que será visado por la Junta Rectora y sometido a la aprobación del Pleno. 4. Cada Académico podrá adscribirse a los Institutos que desee, en cuyo caso deberá colaborar en la marcha de los mismos. 5. Cuando se crea innecesaria la existencia de un Instituto o las circunstancias aconsejen su supresión, el Pleno podrá acordar suprimirlo.

CAPÍTULO IV FUNCIONES ACADÉMICAS

Artículo 39º.- La Academia desarrollará sus funciones del siguiente modo: 1. Celebrando sesiones ordinarias, extraordinarias y públicas, para tratar de los asuntos propios de su Instituto, que serán presididas por el Director. 2. Organizando conferencias, coloquios, cursos, recitales, exposiciones o cualesquiera otros actos de índole cultural. 3. Organizando, con carácter solemne y extraordinario, conmemoraciones o centenarios de personajes o hechos merecedores de alta estima. 4. Promoviendo investigaciones científicas especiales en bibliotecas, archivos, laboratorios o instituciones culturales, a cargo de sus miembros, o de especialistas destacados, o de becarios que la Academia designe, así como también investigaciones históricas, excavaciones arqueológicas, inventos científicos y cuantos trabajos y actividades tengan relación con los fines culturales de la Corporación. 5. Publicando periódicamente un Boletín, cuya antigüedad data de 1922, y cualquier otra clase de revistas, libros y folletos, cuya propiedad literaria pertenecerá a la Academia. 6. Creando museos, exposiciones permanentes, bibliotecas, hemerotecas o cualesquiera otras colecciones que afecten a su Instituto.

Sesiones ordinarias

Artículo 40º. - 1. Las sesiones ordinarias tendrán por objeto el despacho y resolución de asuntos internos de la Academia, ya sean organizativos, administrativos, económicos o de cualquier otra índole. 2. Serán presididas por el Director, sentándose a su derecha el Censor seguido del Depositario ya su izquierda el Secretario seguido del Bibliotecario. A continuación se sentarán los Académicos Numerarios seguidos de los Correspondientes presentes al comenzar la sesión. Los Académicos que lleguen después ocuparán los sillones sucesivos. 3. Se celebrarán los jueves de octubre a junio, dentro de los períodos que se consideren lectivos, ya la hora fijada previamente (en primera convocatoria, si asistieran los Numerarios en mayoría absoluta de los mismos) o media hora después (en segunda convocatoria, cualesquiera que sean los Numerarios presentes). 4. Abierta la sesión, el Secretario dará lectura al acta o a las actas de la sesión anterior o de las sesiones anteriores, para su aprobación por los Numerarios si procediera. Después dará cuenta de la correspondencia y de las comunicaciones recibidas. Seguidamente informará el Director sobre los temas que considere conveniente y se pasará a tratar de los asuntos pendientes. Terminará la sesión con un capítulo de ruegos y preguntas. 5. En las votaciones secretas, primero lo hará el Director y luego los Académicos Numerarios de derecha a izquierda. En las públicas se seguirá el orden inverso y será el Director el último en votar. Ningún Numerario podrá excusarse de votar y todos lo harán de modo claro y terminante. En cuanto a las votaciones para elegir nuevos Académicos, no se consignará en el acta más que el resultado del escrutinio, sin expresar el número de votos. 6. Si el asunto a resolver o dictaminar afectara a uno o a varios Académicos y éstos estuvieran presentes, se les invitará por el Director a que expongan lo que al efecto tuvieran que decir, sin dar ocasión a réplica por parte de ningún otro, e inmediatamente se ausentarán de la sala para que el Pleno discuta y resuelva libremente sobre el referido asunto.

Sesiones extraordinarias

Artículo 41º.- 1 .La Academia podrá celebrar sesiones extraordinarias, en cualquier fecha de septiembre a julio, cuando las circunstancias así lo aconsejen. 2. La dinámica de las sesiones extraordinarias será la misma que marca el artículo 40º para las ordinarias.

Sesiones públicas

Artículo 42º.- 1 .Las sesiones públicas tendrán por objeto exponer asuntos o temas de carácter científico, histórico, literario o artístico. 2. podrán desarrollarse al finalizar las sesiones ordinarias o las extraordinarias. 3. Las sesiones también podrán ser públicas y solemnes cuando revistan este carácter. Serán públicas y solemnes, al menos, la sesión inaugural de cada curso académico, las de lectura de discursos de ingreso de los Numerarios, las dedicadas a la necrología de éstos tras su fallecimiento y las que se organicen para casos especiales a juicio del Pleno o de la Junta Rectora. 4. En las sesiones públicas y en las solemnes la presidencia estará ocupada por los miembros de la Junta Rectora. El Director sólo cederá su sitio al Jefe del Estado, al Presidente del Gobierno, al Ministro de Educación y Ciencia, al Presidente de la Junta de Andalucía y al Consejero de Educación y Ciencia si asistieran. A las demás autoridades y personalidades que asistan se les reservarán asientos destacados. Los señores Académicos ocuparán sillones en el estrado o en las primeras filas.

Artículo 43º.- La sesión inaugural de cada curso académico será pública y solemne, se celebrará dentro del mes de octubre y seguirá el siguiente orden:

a) Lectura por el Secretario de una Memoria comprensiva de la labor de la Academia en el curso inmediato anterior. b) Discurso inaugural por un Académico de Número, designado éste por orden de antigüedad. Dicho discurso deberá ser visado previamente por el Censor y su título aprobado por la Junta Rectora. c) En su caso, entrega de nombramientos, premios, recompensas, etc. d) Palabras de cierre del acto.

Artículo 44º.- Con ocasión del fallecimiento de algún Académico Numerario, se convocará una sesión pública y solemne dedicada al mismo, en la que se leerá la necrología del finado por los Académicos que designe el Pleno o la Junta Rectora.

Secretaría y Archivo General

Artículo 45º.- 1. En la Secretaría se conservarán bien ordenados los libros de actas de la Academia, los de registro de entrada y de salida de correspondencia, los expedientes y demás documentos, así como los sellos, diplomas y nóminas de Académicos. 2. Todos los documentos y libros que no sean necesarios en la Secretaría pasarán al Archivo General, cuya custodia estará a cargo del Bibliotecario. 3. El Bibliotecario o el personal auxiliar catalogará los fondos del Archivo y formará un índice de los mismos.

Biblioteca

Artículo 46º.- 1. La Academia mantendrá una Biblioteca que albergará sus fondos bibliográficos, hemerográficos, cartográficos, filmográficos, musicográficos y en cualquier soporte que el Bibliotecario o el personal auxiliar catalogará y de los que formará índices o ficheros completos por autores, por títulos y por materias. Se procurará la informatización de dichos fondos. 2. Podrá la Academia adquirir y aceptar donaciones de nuevos fondos para la Biblioteca y permutar las obras duplicados por otras que le interese y no posea, previo el correspondiente informe de la Junta Rectora y la aprobación del Pleno. 3. Todo el material que se adquiera o se reciba en donación para la Biblioteca será inmediatamente sellado y anotado en los catálogos, colocándose en el lugar correspondiente después de dar cuenta del mismo al Pleno. 4. La Biblioteca estará abierta a los Académicos ya los investigadores acreditados los días y a las horas que señale el Pleno, dentro de lo que las posibilidades permitan y las circunstancias aconsejen y siempre que se cuente con el necesario personal especializado. 5. Los Académicos Numerarios podrán sacar libros en préstamo por el plazo máximo de tres meses, previa firma por el interedo de una papeleta u hoja del libro-registrode préstamos. 6. En caso de fallecimiento de un Académico con libros prestados, el Bibliotecario cuidará de que sean devueltos por los herederos o testamentarios. 7. Al final de cada año natural el Bibliotecario presentará un informe alusivo al estado de la Biblioteca, a las variaciones de ésta por aumento o pérdida de su fondos y a los libros prestados y no devueltos. 8. Para el mejor funcionamiento de la Biblioteca, el Bibliotecario podrá establecer una normas que para su entrada en vigor deberán ser aprobadas por el Pleno, previo informe de la Junta Rectora.

Colecciones de obras de arte

Artículo 47º.- 1 .La Academia procurará mantener en buen estado sus colecciones de obras de arte: pictóricas, escultóricas, fotográficas, etc., de las que hará la correspondiente catalogación e inventario. 2. Podrá la Academia adquirir y aceptar donaciones de nuevas obras artísticas, previo informe de la Junta Rectora y aprobación del Pleno. 3. También podrá prestar algunas de sus obras de arte para ser expuestas temporalmente en exposiciones de reconocida solvencia, así como para ser depositadas temporalmente en museos o exposiciones permanentes, previo informe de la Junta Rectora y aprobación por el Pleno, y siempre con las debidas garantías de seguridad.

Publicaciones e Intercambio Científico

Artículo 48º.- 1. La Academia podrá llevar a cabo la impresión y publicación a su costa de los trabajos que estime dignos de ello, o bien proponer que lo hagan otros organismos o instituciones. También podrá publicarlos en régimen de coedición, en la forma y condiciones que se establezcan. 2. Publicará periódicamente el Boletín y podrá editar cualesquiera otros periódicos o revistas. Todos ellos se distribuirán entre los Académicos Numerarios, así como entre los Correspondientes que asistan habitualmente a las sesiones, si así lo solicitaran. 3. Habrá un Consejo de Redacción, integrado por los miembros de la Junta Rectora más el Director de Publicaciones e Intercambio Científico. 4. Este último podrá redactar unas normas más concretas para la publicación de trabajos en el Boletín, que entrarán en vigor tras su aprobación por el Pleno, previo informe de la Junta Rectora.

Artículo 49º.- De todas las publicaciones, trabajos y actividades que la Academia promueva serán responsables los Académicos en sus asertos u opiniones, puesto que la Corporación, como entidad científica y social, no defiende ni impugna teorías ni opiniones particulares.

Artículo 50º.- La Academia podrá intercambiar sus publicaciones y experiencias con las de otros organismos o instituciones españolas o extranjeras, como se viene haciendo, si así lo acuerda el Pleno previo informe de la Junta Rectora.

Personal empleado y otro

Artículo 51º.- 1. La Academia tendrá los empleados técnicos, administrativos, auxiliares y subalternos necesarios que pueda pagar de sus fondos o que paguen otros organismos o instituciones. 2. Dichos empleados serán contratados y cesados por el Director, a propuesta de la Junta Rectora y previa aprobación por el Pleno. 3. El sueldo y las condiciones de trabajo de los empleados serán los que establezca la legislación vigente. 4. La Corporación podrá solicitar los objetores de conciencia que considere necesarios para prestar en ella el servicio social sustitutorio del militar.

Bienes y fondos de la Academia

Artículo 52º.- Para el desarrollo económico de su Instituto la Academia gestionará y procurará aumentar las actuales subvenciones oficiales que recibe del Estado, de la Comunidad Autónoma, de la provincia, de los municipios o de cualquier otra corporación oficial; aceptará donaciones, legados y herencias; y cobrará aquellos beneficios, rentas y productos que legítimamente se obtengan de sus publicaciones o de recursos especiales que puedan allegarse.

Artículo 53º.- Los fondos de la Academia los aplicará como crea conveniente el Pleno pero teniendo en cuenta que su misión principal es la investigación científica, histórica, literaria y artística, la publicación de trabajos de interés y la realización de actividades culturales de todo tipo, sin olvidar el mantenimiento y conservación de sus dependencias y de su mobiliario ni los gastos propios de Secretaría, Biblioteca y otros análogos.

Artículo 54º.- 1. Para el mejor cumplimiento de sus fines, la Academia podrá suscribir convenios con otras corporaciones, organismos e instituciones, autorizando al Director para su firma, una vez aprobados por el Pleno. 2. También podrá organizar actividades en colaboración con otras instituciones.

Artículo 55º.- El presente Reglamento entrará en vigor el mismo día de su aprobación por el Pleno de la Academia.

Artículo 56º.- Los establecido en el artículo 11º de este Reglamento sobre residencia no afectará a las situaciones de hecho que se den en el momento de su aprobación.

Artículo 57º.- 1. Los plazos establecidos en los artículos 11º, 21º b y 22º de este Reglamento comenzarán a contarse a partir de la fecha de aprobación del mismo. 2. El plazo establecido en el artículo 24º de este Reglamento comenzará a contarse a partir de la fecha de elección de cada Académico.

Artículo 58º.- 1. En caso de disolución de la Academia, sus bienes, libros y colecciones deberán pasar a otras entidades culturales o benéficas de la ciudad de Córdoba. 2. Estas entidades culturales o benéficas deberán concretarse inequívocamente por el Pleno antes de su disolución.

Artículo 59º.- Para variar en todo o en parte el presente Reglamento de Régimen Interior es necesario que lo propongan por escrito diez Académicos Numerarios como mínimo y que así lo apruebe el Pleno, previo informe de la Junta Rectora.

Artículo 60º.- Quedan derogados todos los Reglamentos de la Real Academia de Córdoba, de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, anteriores a éste.

Córdoba, 28 de marzo de 1996.

 

EL CENSOR, 	 EL DIRECTOR, 	 EL SECRETARIO,
Antonio Arjona Castro 	 Ángel Aroca Lara 	  Joaquín Criado Costa

 

Real Academia de Córdoba.